MILAGROS POBLADOR

    Es una especialista en agudos, lo que los técnicos llaman una soprano coloratura. Se ha hecho un sitio en el mundo de la ópera gracias a su trabajo en las trincheras del sol sobreagudo, de los ‘destacattos’ y de los mi bemoles, viviendo en el filo, siempre dispuesta para estremecer los teatros con el sonido más agudo que puede provocar la voz humana, esos trinos que dejan el alma en vilo y quiebran el cristal. Ha cantado la ‘Reina de la Noche’ en más de 150 ocasiones y tiene entre sus papeles estelares también ‘Olympia’, ‘Zerbinetta’, ‘Lakmè’, etc. Sin duda alguna es la sucesora de la gran diva Edita Gruverova. En Austria es adorada así como en todo Centroeuropa y se espera siempre con expectación y en silencio sepulcral sus intervenciones. Después de su gran éxito en el extranjero, es demandada en España donde, especialmente en el Liceo de Barcelona, cosecha un merecido reconocimiento.

    (respuesta en una larga entrevista para Mundoclasico.com el 25-02-2005)

    "De pequeña he pasado largas temporadas en verano en la gran casa de mi familia paterna, en Villahermosa (Ciudad Real), pleno campo de Montiel, que ahora está tan de moda con el Don Quijote. Mis tías tenían allí un piano algo desafinado y en las reuniones familiares nunca faltaba una guitarra. Dicen que mi abuela cantaba de oído romanzas de zarzuela, sobretodo de La rosa del azafrán pues eran melodías manchegas. Otras voces cantaban flamenco con gran afición, folklore español o sudamericano, etc…, pero nadie se dedicaba al canto profesionalmente. Mi primo, el bajo Gregorio Poblador vivía en Ciudad Real y no teníamos mucho contacto por aquel entonces. En definitiva, el ambiente en el que yo me movía era de un gran aprecio por la música y sobretodo por ‘el cantar’ en general pero sin pretensiones. Así descubrieron mi soltura para cantar melodías bien afinadas con pocos años de edad y siempre les agradeceré a mis tías el hecho de haberlo constatado como para insistir a mis padres en que merecía la pena el llevarme al conservatorio para estudiar música.

    El estudio del solfeo era un juego para mí. Mi padre no se decidía a comprarme así de primeras un piano y aprobé el primer curso de piano practicando durante el recreo en el piano del colegio, gracias a la amable monja que nos enseñaba flauta de pico ya que yo formaba parte del coro de la iglesia. Nunca pensé que pudiera ganarme la vida con lo que más me gustaba hacer: ¡Cantar!."


    Milagros, nacida en Madrid es hija de Luis Poblador. Y tanto ella como su primo segundo el Barítono, Gregorio Poblador son biznietos de Ramón Poblador Guzmán (la calle de Villahermosa, Ciudad Real, conocida como “el Toledillo” lleva su nombre desde 1915).

    Toda su trayectoria profesional en su web personal:
    www.milagrospoblador.com



    Milagros Poblador en su gran papel "la Reina de la Noche" de la Flauta Mágica


    Milagros Poblador, maravillosa "Olimpia" de los Cuentos de Hoffmann.


    Milagros Poblador, Deliciosa Marina.